¿Qué son los hornos de secado?

 

El horno de secado es un equipo que se utiliza para secar y esterilizar recipientes de vidrio y metal en el laboratorio. Se identifica también con el nombre Horno de secado. Existen dos tipos de horno: los que operan mediante convección natural y los que operan mediante convección forzada. Los hornos operan, por lo general, entre la temperatura ambiente y los 350 °C.

¿Qué requiere este equipo?

 

Para poder ser utilizado, el horno de secado requiere lo siguiente:

  • Disponer de un mesón de trabajo de contextura fuerte y bien nivelado.
  • Acondicionar alrededor de la estufa un espacio libre de al menos 5 cm y de un espacio para colocar el material que deberá ser procesado en el equipo.
  • Instalar una toma eléctrica en buen estado con polo a tierra debidamente dimensionada, para suministrar la potencia eléctrica que consume el horno, que deberá cumplir con la normativa eléctrica nacional o internacional que utilice el laboratorio y no deberá estar a más de 1 m del equipo. El voltaje típico utilizado es de 110 V o 220 V/60 Hz.
Precauciones para su correcta operación:
  • No usar en el horno con materiales o sustancias que sean inflamables o explosivas.
  • Evitar derrames interiores de soluciones ácidas o que formen vapores corrosivos, para evitar la corrosión de las superficies y estantes interiores.
  • Utilizar elementos de protección personal (guantes aislados, anteojos de seguridad y pinzas para colocar o retirar sustancias o elementos dentro de la estufa de secado)