DEFINICIÓN

El microscopio es un instrumento que permite observar objetos no perceptibles al ojo humano. Esto se logra mediante un sistema óptico compuesto por lentes, que forman y amplifican la imagen del objeto que se está observando.

El microscopio se compone básicamente de un tubo que conecta dos piezas ópticas, la superior es el ocular y la inferior el objetivo, un dispositivo de iluminación, así como la platina y el soporte para sujetar el tubo ocular y el cabezal de objetivos. La iluminación la proporciona una lámpara incorporada en el soporte del microscopio. El condensador del microscopio es un sistema de lentes o espejos que concentra los rayos de luz que inciden a nivel de objeto para observar.

Existen diferentes tipos de microscopios, los cuales se pueden clasificar según sus uso y con el tipo de laboratorio.

Así, podemos tener equipos para:

  • Investigación científica
  • Clínicos
  • Industria
  • Educación

O bien,

  • Ópticos (monocular, binocular, trinocular)
  • Digitales
  • Estereoscópicos (utilizados principalmente en la industria)
  • Electrónicos