Las incubadoras son un dispositivo esencial en un laboratorio cuando se trata de experimentos de biología celular, microbiología y cultivos celulares. La incubadora perfecta mantiene la temperatura adecuada, la humedad y otros factores involucrados en los experimentos que imitan el proceso de vida, y son ideales para que pueda confiar en el almacenamiento de cualquier tipo de cultivo que desee conservar (incluso la luz).

Suelen ser equipos de gran necesidad, dado que facilitan la ejecución de cantidad de trabajos experimentales, estos estudios se pueden enfocar en biología molecular, microbiología y biología celular, entre otros.

 

Estas funcionan por lo general entre temperaturas de 35° y 65° C. Para el cultivo de bacteria la temperatura que se utiliza de forma convencional es de 37° C, esto motivado a que estos organismos tienen la capacidad de desarrollarse de forma natural bajo estas condiciones.

 

Una gran cantidad de incubadoras de laboratorio tienen un cronómetro y pueden ser programadas para realizar ciclos de distintas temperaturas, humedad, entre otros aspectos. Las encontrarás en distintos tamaños, por lo que podrá adaptarse a cualquier espacio o lugar.

 

En GOLTECH ponemos a su disposición una excelente gama de incubadoras. Por eso le invitamos a echar un vistazo a nuestros equipos disponibles.

 





Uso General de la incubadora

Las incubadoras de laboratorio se utilizan especialmente para aplicaciones en el área de la biología, en cultivos celulares, de bacterias y de tejidos, para estudios farmacéuticos y hematológicos, para estudios bioquímicos, procesamiento de alimentos y aireación de células, también se utiliza para estudios animales, estudios de solubilidad y de fermentación.

 

¿Qué requieren las incubadoras para su funcionamiento?

Las incubadoras requieren las siguientes condiciones para su funcionamiento:

• Una conexión eléctrica dimensionada según los estándares eléctricos utilizados en el país. La toma de corriente que alimenta la incubadora no debe estar a más de 1,5 m del lugar seleccionado para la instalación de la incubadora. La conexión eléctrica debe suministrar normalmente una tensión de 120 V/60 Hz o 220-240 V /60 Hz y tener su respectiva conexión a tierra.

• Un espacio libre en los laterales de la incubadora y también en la parte posterior del equipo, para permitir el paso de los cables y la ventilación que requiere la incubadora para su normal funcionamiento. Este espacio se estima entre 5 y 10 cm.

• Un lugar del laboratorio donde la variación de temperatura sea mínima.

• Un estante o banco, firme y nivelado, capaz de soportar el peso de la incubadora.

• Reguladores de presión, mangueras y acoplamientos, para incubadoras que utilizan dióxido de carbono (CO2). Además, anclajes que permiten sujetar el cilindro de alta presión que contiene el CO2.

 

Rutinas de mantenimiento y uso de la incubadora

A continuación se presentan las rutinas generales de operación y mantenimiento que puede requerir una incubadora. Los procedimientos específicos deben realizarse siguiendo las recomendaciones de cada fabricante.

• No utilice una incubadora en presencia de materiales inflamables o combustibles, porque dentro del equipo hay componentes que en funcionamiento podrían actuar como fuentes de ignición.

• Evite el derrame de soluciones ácidas dentro de la incubadora. Estos deterioran los materiales internos de la cámara de incubación. Intente manipular sustancias cuyo pH sea lo más neutro posible. Evite incubar sustancias que generen humos corrosivos.

• Evite colocar recipientes en la cubierta inferior que protege los elementos calefactores resistivos.

• Utilice elementos de protección personal cuando utilice la incubadora: gafas de seguridad, guantes, pinzas para colocar y retirar los envases.

• Evite pararse frente a una incubadora con la puerta abierta. Algunas sustancias emiten humos o vapores no recomendados para respirar.

• Calibre la incubadora en el sitio de instalación para verificar su uniformidad y estabilidad.

• Verificar la temperatura de funcionamiento de la incubadora en horas de mañana y tarde, con instrumentos certificados: termómetro, termopar, etc.

• Registre cada no conformidad detectada en el registro de la incubadora. Explique si se tomaron acciones correctivas.

• Verifique que la temperatura de la incubadora no varíe más de un grado centígrado (+/- 1 ° C).

• Agregue un agente inhibidor microbiano no volátil, si es necesario instalar un recipiente con agua dentro de la incubadora para mantener una cierta cantidad de humedad.